Cómo traspasar la fuerza de una url a otra con redirecciones 301

Uno de los puntos más frecuentes a tratar a la hora de hablar de posicionamiento SEO son las redirecciones 301, pero ¿en qué consisten exactamente estas redirecciones? ¿qué efecto tienen en nuestra estrategia SEO? ¿cómo y dónde puedo hacerlas?

Hoy en el blog de TicTag Branding vamos a sumergirnos a fondo en el mundo de las redirecciones y cómo gracias a ellas podemos sacarles partido a nuestros proyectos SEO. ¡Toma nota que empezamos!


¿Qué es una redirección?

En pocas palabras una redirección es una instrucción que se coloca en el archivo .htaccess que envía al visitante de una web a otra dirección. Por ejemplo, si un visitante entra en miweb1.es, automáticamente accedería a miweb2.es.


¿Qué tipos de redirecciones existen?
Existen dos tipos de redirecciones cada una de ellas con una particularidad distinta:

Las redirecciones 302 son redirecciones temporales, esto quiere decir que cuando el Googlebot entra a leer nuestra página entiende que esta redirección va a estar vigente un periodo de tiempo, por ejemplo, cuando estamos realizando una migración o reparando algo en nuestra web.

Por otro lado, las redirecciones 301 son de forma permanente, se aplican cuando queremos que un usuario al visitar una dirección web sea dirigido a otra de forma firme.


¿Dónde y cómo puedo hacer una redirección 301?
Para hacer una redirección 301 debemos de editar el archivo .htaccess de nuestro servidor y añadir estas líneas que presentamos a continuación:

Veamos un ejemplo real:

Como podemos ver si ahora accedemos a https://blog.tictag.net/ejemplo-de-redireccion-301/ nos llevará automáticamente a la página inicial de nuestro blog.

¿En qué casos puedo aplicar una redirección 301?
Hemos visto la función principal de una redirección 301, pero esta instrucción tiene mucho potencial a nivel de SEO, ya que podemos redirigir la fuerza de una dirección web de nuestro proyecto a otra url que nos interese más.

Puede que ahora mismo muchos estaréis pensando: un momento Jose que no te hemos pillado ¿qué estas intentando decir? 😊

Tranquilos, voy a explicar esto punto por punto con un ejemplo:

Imaginemos un cliente llamado…clienteseo, para ser originales 😉, este clienteseo se dedica a realizar servicios de mudanzas a nivel de provincia y está posicionado en Google en primera página con “mudanzas madrid”, la url posicionada es un artículo antiguo de su blog y cuando un visitante entra aquí, al no encontrar lo que busca abandona la página.

Para solucionar esto, debemos de realizar una redirección 301 de ese artículo antiguo a la página principal de la web (o la que más nos interese) de nuestro cliente y de esta manera redirigimos la fuerza de la url posicionada a la que queremos que el usuario visite.

La redirección en ese caso sería:

¿Google nos puede penalizar si usamos redirecciones 301?
Uno de los aspectos que hemos de tener en cuenta es que existe un riesgo de que Google nos penalice, ya que con las redirecciones lo que verdaderamente estamos haciendo es alterar el comportamiento normal del Googlebot cuando entra en nuestra página, con lo que solamente por esto debemos de ser muy precavidos.

También debemos de tener especial cuidado en hacer las redirecciones de forma correcta, respetando su sintaxis, ya que si nos equivocamos generaremos errores 404 o lo que es peor, puede que nuestras redirecciones entren en conflicto unas con otras y sumamos a nuestra web en un bucle infinito y nos de un pantallazo en blanco.

En definitiva, las redirecciones pueden llegar a ser una herramienta muy útil para nuestros proyectos, para terminar y como consejo personal, recordad comprobar cada redirección que hagáis ya que una mala planificación puede causar problemas tanto en nuestro desarrollo SEO como a nivel técnico.

¡Muchas gracias por leernos una semana más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *